Foto: Arturo Corona
La movilidad en la Ciudad de México se ha complicado en esta administración. A diario circulan poco menos de 6 millones de automóviles, según datos de la Secretaría de la Movilidad. Se calcula que en tres años más, en el 2020, circularán 7 millones y medio de autos, el mismo número de habitantes que había registrados en 1970. Obras como el Metro que transporta al día a unos cinco millones de personas, los Ejes Centrales que quitaron presión a las avenidas y vías rápidas; el Metrobús que bien o mal ayuda a transportar a cientos de miles de pasajeros al día, apretujados pero más rápido que otro transporte de superficie, además de las diferentes rutas de autobuses, microbuses y taxis tolerados, piratas y Uber y Cabify, incluso bicis del sistema Ecobici son insuficientes y se saturan en horas pico que prácticamente son ya la mayoría. 


Foto Arturo Corona



Circular en las calles y avenidas de la capital se complica por la saturación y mala planeación en el diseño de calles y avenidas que de pronto son reducidas por macetones y carriles para bicicletas, pasos peatonales, además de semáforos mal sincronizados y ausencia de policías de tránsito para agilizar la circulación. Los agentes más ocupados en cazar automovilistas que son foráneos, que no han verificado o que no circulan o motociclistas sin casco.








El plan maestro de las autoridades  capitalinas se basa en reducir el espacio de circulación de los automóviles, prohibir el estacionamiento, aumentar el uso de las grúas y las arañas, reducir los cajones de estacionamiento pero al hacerlo también reducen el espacio del transporte público, lo satura y desmotivan a que los automovilistas dejen sus autos. Además, el plan es recaudatorio y oculta contratos con particulares que brindan el servicio de parquímetros, grúas, espacios de publicidad. 



Lo más reciente en este tema de movilidad urbana son las modificaciones anunciadas a la Norma Técnica para la Reducción de Estacionamientos de Automóviles que limita la construcción de cajones en edificios habitacionales y de oficinas y comercios. Adiós los enormes edificios con miles de cajones de estacionamiento, ahora tendrán que construir un máximo limitado de cajones, o pagar una multa por más espacios que según Miguel Ángel Mancera irá a un obscuro Fondo de Movilidad que asegura construirá ciclovías, pasos peatonales y transporte.  

Foto: Metroscúbicos.com


En Resumidas Cuentas usted y yo acabaremos pagando esta penalización a los constructores, se encarecerán los espacios de estacionamiento.Cómo dice Sergio Sarmiento, “La única estrategia que logrará que los capitalinos dejen sus autos sería mejorar la calidad del transporte público. Las medidas anunciadas generarán distorsiones y un mercado negro y no convencerán a la gente a dejar sus autos a cambio de un transporte con un mínimo de comodidad y dignidad”. 

Contaminantes y prohibidos en los EEUU y Canadá

A propósito de transporte se alista un nuevo amparo contra la Construcción de la Línea 7 de Metrobus. Hoy se cuestiona el uso de autobuses de dos pisos con motor a Diesel que son muy contaminantes y hasta de desecho, estas unidades están prohibidas en Canadá y los Estados Unidos. Alexander Denis, la empresa británica que los vende tiene una versión híbrida pero se optó por la más contaminante. En Francia el Presidente Emanuel Macron trabaja hacía la prohibición de motores a gasolina y Diesel para el año 2040 a cambio de energías más limpias como la híbrida. El fabricante Volvo anunció que sólo fabricará autos híbridos para el 2019 y la Ciudad de México invierte en Autobuses a Diesel. 

Next
This is the most recent post.
Entrada antigua

0 comentarios :

Publicar un comentario