Tenga cuidado con lo que diga o haga, todo puede ser captado por su teléfono celular inteligente o incluso su Smart TV o televisión inteligente, En este mundo interconectado por Internet, la única manera en que nadie lo pueda escuchar es guardar su celular en el congelador. Hay una regla de oro y es que todo lo que se conecte a Internet puede ser seguido y espiado, de ahí se abre un enorme espacio con los aparatos que pueden volverse en su contra al activar un micrófono o  una cámara cuando usted ni se da cuenta. 

Las recientes revelaciones de Wikileaks, que la Agencia Central de Inteligencia posee la herramientas para espiar a los estadounidenses y no estadounidenses por medio de software que permite tener acceso al micrófono de un teléfono inteligente con sistema Android o Apple, computadoras con sistema operativo Windows, o incluso una televisión inteligente y espiar a las personas. Las revelaciones aseguran que cualquier celular o televisor puede ser convertido en una herramienta sofisticada de espionaje con el empleo de sus cámaras y sus micrófonos. Según los documentos la CIA habría desarrollado programas maliciosos que permiten infiltrar y controlar aparatos electrónicos e incluso se menciona sistemas de computación en automóviles para espiar a sus usuarios o incluso tomar control del automóvil. 

Foto info.kifl.ac
 
Esto que bien parece una cuestión de ciencia-ficción, es algo real.
El tema revela fallas o brechas en seguridad en dispositivos. Empresas como Apple, Samsung, y Microsoft, mencionados en esta red de espionaje, informaron que están tomando las medidas para cerrar la puerta a estos desarrollos de tecnología para espiar.  

El tema ha vuelto a tensar las relaciones entre el gobierno de los Estados Unidos y las principales firmas de la alta tecnología. La legislación actual permite que la autoridad pueda tener acceso a los datos de una computadora o un celular solo por medio de una orden de un juez. Hasta ahora una simple petición de un policía, un agente no es suficiente para abrir al escrutinio uno de estos aparatos.

En diciembre del 2015, Rizwan Farook asesinó con un arma automática a 14 personas en San Bernardino. EL FBI con su celular bajo resguardo, pidió a Apple ayuda para descifrar la clave de cuatro dígitos que bloquea el teléfono. A los diez intentos entra una salvaguarda que borra los archivos. Apple se negó porque ponía en riesgo todos los dispositivos de sus clientes. El FBI pagó más de un millón de dólares a hackers para poder entrar a la información del celular. 

Hoy se revela que la CIA tiene las herramientas para poder hacerlo y además espiar a las personas.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada